Por el Trabajo Decente… en Salesianos Elche

Javier Sebastián, coordinador de Pastoral Escolar San Rafael

El 5 de mayo de 2015, mediante un acto público de presentación de la Declaración “Iglesia por el Trabajo Decente”, varias entidades y organizaciones de inspiración cristiana (CáritasConferencia Española de Religiosos–CONFER-, Movimiento de Trabajadoras/es Cristianos/as –HOAC-, Comisión Pontificia “Justicia y Paz”,Juventud Estudiante Católica –JEC-, y Juventud Obrera Cristiana -JOC-) se comprometían, en este espacio de coordinación, a favorecer dinámicas de sensibilización, visibilización y denuncia sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas como es el trabajo humano, y anunciar el concepto de trabajo decente«hacia el interior de nuestras organizaciones, hacia la Iglesia en general y hacia la sociedad».

En nuestra Obra Salesiana de Elche reflexionamos sobre esta Declaración, en comunión con esta iniciativa eclesial, adheriéndonos a la misma desde el Consejo de la Obra Salesiana y manifestando nuestro compromiso por apoyar y difundir en nuestra Obra y en nuestro entorno “esta defensa del trabajo decente, visibilizando la situación de desigualdad en el acceso al trabajo decente y la pérdida de derechos laborales y sociales que esto supone”

«No hay peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo». «El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima de la persona».Son algunas de las palabras del papa Francisco sobre el trabajo y su centralidad para la vida de las personas. De manera reiterada nos lo recuerda el Papa. El trabajo es medio imprescindible de realización personal de la propia vocación y reconocimiento de la sagrada dignidad de las personas. Mediante el trabajo construimos la vida social y política y contribuimos al Plan de Dios para la humanidad. Si falta el trabajo, la dignidad humana está herida. Necesitamos Trabajo digno para una sociedad decente, como proclama esta canción, ya conocida en nuestra comunidad.

Es, por tanto, ineludible poner en primera línea de las agendas de los diferentes colectivos y organizaciones la necesidad de un trabajo decente para todas las personas. Debe estar presente en nuestra identidad de Familia Salesiana. Sabemos que esta causa y compromiso son muy nuestros. Profundizar en esta sensibilidad, en sintonía con esta iniciativa eclesial, es muy “de Don Bosco”: no podemos más que recordar (acudiendo a las fuentes de la tradición salesiana) su esfuerzo por devolver la dignidad a los jóvenes más vulnerables, capacitándolos laboralmente para su inserción social, cuando –en aquel contexto sociocultural de mediados del siglo XIX- eran pura carne de explotación laboral, ¡Don Bosco era un pionero, una verdadera revolución!

Invitamos a profundizar en estas claves del trabajo decente; tal vez nos resulte revelador el conocer más en profundidad esta iniciativa eclesial en su web https://www.iglesiaporeltrabajodecente.org/y, en especial, la reflexión del Manifiesto que esta iniciativa en red ha difundido este año con motivo del 7 de octubre y del que se dará lectura en multitud de actos a celebrar durante el fin de semana en toda España.

 

2018_Diptico_TrabajoDecente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Informacón

ACEPTAR
Aviso de cookies