Pregón de Navidad

Mar, 21/12/2010
El profesorado de San José Artesano ha podido disfrutar de un emotivo pregón de la Navidad del que reproducimos un fragmento
redacción elche
Pregón de NavidadPregón de NavidadPregón de Navidad

El profesorado de San José Artesano ha podido disfrutar de un emotivo pregón de la Navidad del que reproducimos un fragmento   El profesorado de San José Artesano ha podido disfrutar de un emotivo pregón de la Navidad del que reproducimos un fragmento:

Se acerca la noche de la luz, la noche de las estrellas, la noche de la Vida Nueva, la noche de un Nacimiento. Ya está cerca la noche en la que Dios te va a mirar con ojos de Niño, y te va a decir: ¿Me acoges esta noche en tu casa? ¿Tienes un sitio para mí en el regazo de tu corazón?

Esa noche se nos invita a reflexionar enel mundo en que nos ha tocado vivir..., y el que hacemos nosotros mismos.

                    Un mundo lleno de Amor, pero a su vez llenos de odio, rencores, venganzas.

                    Un mundo que lucha por la desigualdad y la justicia, pero donde todo es desigual e injusto.

                    Un mundo que disfruta de la naturaleza, de las playas, bosques, montañas..., pero un mundo que permite e incluso colabora en  la destrucción continua de nuestro medio ambiente.

                    Un mundo lleno de personas que buscan la felicidad y la Paz, pero que son capaces de obtenerla a costa de los demás.

                    Un mundo lleno de personas y signos de esperanza, pero también de desesperanza.

Hoy, entra un poco en lo profundo de tu corazón, ahí donde está Dios, y mírate con los ojos que Dios te mira: ¿Dónde estás tú enmedio de este mundo?

Jesús, nosotros sabemos que una Navidad más vienes a quedarte en nuestra casa. Sabemos que nos traes una vida nueva, que nos invitas a comenzar contigo, a vivir desde las actitudes de la Navidad, siempre.

Nosotros no queremos que te quedes oculto; nosotros te acogemos en nuestra casa, en nuestro corazón; nosotros queremos que el mundo te conozca, queremos hacer como hizo María, por eso, Señor, no podemos dejarte oculto; queremos mostrarte al mundo.

A continuación ha tenido lugar un bonito gesto en el que los profesores, personal de administración y de servicios ofrecían una estrella como símbolo de sus deseos, que al juntarse formaban una bellísima cuna para el Niño Jesús.